Educamos desde el Ser, para Ser | |

06
Mar

0

EL PERDÓN A LOS PADRES:

La relación padres/hijo es la relación por la que se sustenta los cimientos emocionales de la persona. La relación que el niño tenga con sus padres es la que hará de termómetro emocional en su vida adulta.

Muchas veces pasa que esta relación no ha sido, por lo que sea (expectativas no cumplidas, sentimientos de culpabilidad, de no llegar, etc.), lo satisfactoria como para edificar una madurez y autonomía emocional ya de adulto.

Si en nuestra niñez nuestros padres no satisfacieron las necesidades básicas de amor, respeto, cuidado, seguridad, etc., es muy probable que nuestro “niño interior” salte  muy a menudo en nuestra relación con ellos o con otras personas.

El perdón funciona como un elemento liberador, siempre que hayamos aceptado lo que sucedió y se haya liberado el conflicto emocional.

Para perdonar  a nuestros padres, lo que tenemos que hacer es perdonar  la idea que tenemos de papá y de mamá, pero no tenemos que perdonar  a papá y a mamá tal cal son, ya que ellos son perfectos tal cual son y además es importante entender que nuestros padres hicieron las cosas de la mejor manera que pudieron con los recursos que en esos momentos disponían.

El perdón consiste en soltar una idea que yo tengo de mi cabeza establecida de que mi papá o mi mamá fueron de una determinada manera o debería haber sido de tal forma.

Solo con soltar eso, el perdón sucede.

El perdón es soltar nuestras ideas.

Tanto el tema de la Culpa y del Perdón lo trabajamos en nuestros cursos de:

Ningún Comentario

Respuesta

*