Educamos desde el Ser, para Ser | |

12
Feb

0

La importancia del amor en nuestra vida

SI hay un tema que ha servido de inspiración a músicos, poetas, escritores, cineastas, es el Amor, el enamoramiento, esa extraña emoción que de pronto sentimos hacia otra persona, que nos cuesta entender e incluso explicar pero que invade en ese momento toda nuestra existencia.

Como dice Richard de Fournival, autor de Bestiario de Amor, en el año 1250: “El amor es una locura de espíritu, un fuego inextinguible, un hambre insaciable, una tarea sin reposo y un reposo sin trabajo.”

Cuando estamos enamorados se nos hace difícil creer en la dicha que sentimos, sentimos una felicidad tan enorme que no nos cabe dentro del pecho. Y a veces basta con un gesto de ternura de la otra persona, un abrazo o un simple “te quiero” para que nos sintamos envuelto en un inexplicable torbellino emocional, que puede ir desde sentirse la persona más especial del planeta, o despertar a nuestros monstruos internos, levantando todo tipo de inseguridades, celos, etc.

El amor es una emoción, aunque en su mayoría de las veces sea grata y positiva, también puede invadirnos de forma caótica trastocando nuestra vida. En el amor hay dudas, avances, retrocesos, conflictos y reconciliaciones.

Para amar sanamente es necesario e importante adquirir cierto grado de inteligencia emocional que nos ayuda a evitar ciertas actitudes y fomentar otras, que ayuda a crecer a la pareja y madurar el Amor del inicio, el enamoramiento, en un amor sostenido, desapegado y respetado.

Amar a la otra persona implica muchas cosas, pero tenemos que tener en cuenta algo muy importante, implica amarnos a nosotros mismos, ya que si no nos amamos a nosotros mismo, muy difícil nos resultará amar a otro, pues si no tienes amor para darte a ti mismo, ¿qué amor vas a dar al otro? Cuando no te amas a ti mismo y crees amar a la otra persona, realmente lo que estas amando son las proyecciones que haces sobre el ser amado, proyecciones y expectativas que finalmente acabaran cayendo.

Amar y estar enamorado es un gran motivo de celebración diaria y también es un gran motivo para llevar a cabo un trabajo de indagación y desarrollo personal, aprovechando al gran maestro que tienes enfrente de ti o entre tus brazos, tu ser amado, ya que te mostrara tus propias sombras proyecciones, vacíos, etc.

¡Feliz San Valentín!

Autor
Isabel Bueno

Ningún Comentario

Respuesta

*