Educamos desde el Ser, para Ser | |

11
Mar

0

Lo que no debemos decir a los padres y madres…

Cuando los padres buscamos información sobre educación, o hacemos cursos para mejorar nuestro conocimiento de cómo educar a los hijos, nos llevamos muchas veces en la mochila no solo metodologías, sino también dogmas, creencias, etc.

Es importante que como padres sepamos distinguir  lo que queremos o no queremos. No todo vale para todo el mundo. Por lo tanto es de sabio ser flexible y tomar aquello que se adapte a nosotros y a como podamos aplicarlo en el día a día con nuestros hijos.

Muchos de los educadores y coach educativos o pedagogos, se afanan por decir a los padres lo que está bien o lo que debería hacer para mejorar la relación con sus hijos, o darles una educación más completa y cómo.

A nosotros nos gusta plantearnos las cosas y plantear preguntas para que el camino lo tracen el padre y la madre, un viaje acompañado, pero un camino propio, personal e intransferible.

Por eso intentamos no decir a los padres lo que han o no han de hacer…

Hay muchas tips sobre cosas que no se le debe decir a los padres en la educación de sus hijos o sobre cómo criarlos, aquí os dejamos dos temas, como ejemplo, que nos parecen los más polémicos:

  1. Colecho o dormir en una cuna: Muchos padres abogan por dormir con sus hijos en la misma cama, siendo el colecho, para ellos, la mejor forma de criar a su hijo. Otros, en cambio, no pueden hacerlo porque no descansan bien, porque la cama no da más, o porque tienen miedo a aplastarlo, o bien porque por su educación o creencias piensa que es la mejor forma de criar a su hijo. Respeto máximo ante ambas formas.
  2. Dar el pecho o dar el biberón y por cuanto tiempo. Lo mismo, las mamás que dan el pecho lo hacen por la buena salud de sus hijos y además por los beneficios que a ambos le traen la lactancia materna. Pero hay que tener en cuenta que muchas otras mamás, deciden o se ven avocadas a darle leche de fórmula. Máximo respeto también, y mucho cuidado con lo que se dice, pues como bien nos dictan las presuposiciones de la PNL, todo lo que hacemos está bien, pues lo hacemos con los recursos que disponemos en ese momento.

Estos dos ejemplos, se pueden trasladar a cualquier tema sobre la educación o crianza de nuestros hijos.

Ante todo máximo respeto por los procesos y momentos de cada padre.

Autor
Isabel Bueno

Ningún Comentario

Respuesta

*