Educamos desde el Ser, para Ser | |

06
Nov

0

MEDITACIÓN DEL AQUÍ Y EL AHORA: Meditación de un minuto.

Esta semana estamos estudiando en nuestro curso de Experto en Coaching Educativo e Inteligencia Emocional la Atención Plena en el entorno educativo.

Está siendo un tema bastante interesante para nuestros alumnos que están aprendiendo a ejercer la educación desde una nueva conciencia, con intencionalidad, fuera de los automatismos a los que estamos acostumbrados.

Educar conscientemente es ir más allá de las apariencias y de los comportamientos superficiales, permitiéndonos conocer a los niños en toda su esencia, para así actuar desde la comprensión.

La educación consciente se llega desde la atención plena.

LA ATENCIÓN PLENA

La atención plena no es más que prestar atención deliberadamente, de forma consciente, al momento presente, sin ningún tipo de juicios y mantener esta atención en nuestra vida cotidiana.

Lo normal cuando no se ejerce esta atención plena es vivir en modo automático. Dejándonos llevar por la oleada de pensamientos que tenemos, de los cuales, la gran mayoría no tiene nada que ver con lo que estamos haciendo. Prestando atención a lo que hacemos solo de forma aleatoria. Juzgando todo lo que hacemos, decimos, vemos, pensamos y experimentamos, basado en lo que nos gusta y en lo que no nos gusta o en aquello que deseamos y no deseamos.

Pasamos la mayor parte del tiempo navegando entre el pasado y el futuro.

Vivimos anclados en los recuerdos, en lo que fue. Lamentándonos o quejándonos de un pasado que ya no existe. O bien vivimos en un futuro hipotético que tampoco existe, preocupándonos de algo que en ese momento no existe, planificando, deseando o soñando quimeras. Mientras nos perdemos nuestra única verdad, el aquí y el ahora, lo que estamos haciendo o viviendo en ese momento.

Ésta es la forma en la que hemos vividos y que hemos aprendido a vivir. Pero existe otra forma muy diferente de vivir, mucho más enriquecedora, limpia, estable, equilibrada, que nos puede llenar de momentos de paz, sabiduría, una vida más placentera, con un mayor bienestar.

Esto se consigue con el entrenamiento de nuestra mente, con un estar y traer nuestra mente al momento presente.

Es un entrenamiento que requiere esfuerzo y perseverancia. Consiste en practicar de manera constante la atención, ser consciente del momento presente.

 

En la práctica zen se dice que:

  • Cuando comas, solo comas…
  • Cuando andes, solo andes…
  • Cuando estés cocinando, solo estés cocinando…
  • Cuando estés trabajando, solo estés trabajando…

Vamos a hacer una de las prácticas que hacen nuestros alumnos en nuestro curso de Experto en Coaching Educativo e Inteligencia Emocional:

La meditación del Aquí y el Ahora.

Ningún Comentario

Respuesta

*