Educamos desde el Ser, para Ser | |

28
Oct

1

Nuestra pareja nuestro mejor maestro:

Muchas veces nos preguntamos.

  • ¿Por qué mi pareja es todo lo contrario a lo que yo soy?
  • ¿Por qué me atrae tanto si no tiene nada que ver conmigo?

La mayoría de las parejas están polarizadas, como en todo en la vida, es decir, si uno es blanco el otro es negro, si uno es positivo el otro es negativo, y de ahí nos surgen estos tipos e interrogantes:

  • ¿Por qué si yo soy amorosa, él es arisco?
  • ¿Por qué si ella es extrovertida yo soy introvertido?
  • ¿Por qué me busco alguien egoísta, con lo generoso que yo soy?

Pues porque no solo buscamos a la persona que nos complemente, sino a la persona que nos enseña lo que nosotros también somos pero que no vemos: nuestra sombra.

Nosotros sabemos que tenemos nuca y espalda, pero ¿la podemos ver por nosotros mismos? No. Solo la podríamos ver a través de un espejo o de una foto.

Pues eso es nuestra pareja, nuestro mejor reflejo, nuestra foto, nuestro maestro, ya que nos muestra aquello que somos, pero que no sabemos que somos porque lo mandamos a nuestra sombra, porque un día nos dijeron que eso no era bueno, o no estaba bien, o por lo que sea…

Esa cualidad o defecto que vemos en nuestra pareja que a nosotros nos asombra o nos irrita somos también nosotros.

¿Qué hacemos cuando vemos en el otro nuestra propia sombra, o nuestro propio reflejo? Pues la mayoría de las veces lo que hacemos es tirar piedras sobre el espejo, sacar la “caja de facturas” pendiente, y empezar con los “yo te dije” “tu hiciste”,etc. en vez de ser consciente  y honesto con nosotros mismos y ver lo que esta persona tiene para enseñarnos sobre nosotros.

Es importante conocer cuáles son los aspecto de nuestra cualidad que están oculto en nuestra sombra. Que bien o no aceptamos, o no sabemos que somos, para poder tener una buena relación con nosotros mismo y con los demás y sobre todo con nuestra pareja e hijos.

Autor
Isabel Bueno

Comentarios (1)

  • Belen Ortega

    Buenas tardes Isabel,
    Me ha encantado¡
    Muchas gracias por este buen artículo

    responder

Respuesta

*