Educamos desde el Ser, para Ser | |

09
Mar

0
Padres y madres desaparecidos: No Renuncio

Padres y madres desaparecidos: No Renuncio

Desde Escuela Proyecto Ser nos gusta enseñaros experimentos, vídeos y propuestas que nos ayuden a conseguir nuestros objetivos y alcanzar nuestro bienestar.

Hoy os queremos enseñar un vídeo titulado “Padres y madres desaparecidos” que ayer saltó a la red. En este vídeo aparece un niño en una transitada calle, ante la mirada de los transeúntes, este niño pega carteles. La gente reacciona, mira incrédula, no sabe qué ocurre.

Os dejamos aquí el vídeo y seguimos hablando después:

Estos niños y niñas ponen ante nuestros ojos una realidad que no nos habíamos parado a pensar en ella. Los vemos solos en la calle, desamparados y entonces es cuando volvemos nuestra mirada, nos sentamos a ayudarles, los abrazamos y vemos esta situación. Se trata de un vídeo realizado por el Club de Malasmadres y su campaña por la conciliación.

Porque sí, son muchos los padres y madres que desaparecen durante el día, que trabajan todas las horas que hagan falta, y que vuelven a casa corriendo para compartir algún momento con sus hijos. Las cifras que nos muestra el vídeo asustan y preocupan al mismo tiempo.

Porque si nos hacemos la pregunta de “¿Cuánto tiempo pasas al día con tu hijo?” podemos ver que puede que también vivamos esta situación en nuestro propio hogar. Se impone un sentimiento de normalidad, de que es así como hay que actuar, pero con este vídeo quieren dar énfasis a la importancia de la conciliación, y la posibilidad de no renunciar a ver crecer a nuestros hijos.

No se trata de una dificultad individual, se trata de un problema que ocurre en la sociedad, pero que cada uno de nosotros tiene la oportunidad de cambiar. Poner el problema en la mesa ayuda a visibilizarlo y a conseguir que más gente se una a esta causa.

La conciliación no es una utopía, hay que luchar por conseguirla. Es importantísimo, como padres y madres, ofrecer a nuestros hijos nuestro tiempo, momentos que compartir en familia, en los que aprender los unos de los otros, y que nos hagan crecer como personas.

La falta de conciliación trae asociada estrés, sentimiento de culpa y un malestar con nosotros mismos y con los que nos rodean. Nuestros hijos saben cuando no estamos bien, por lo que es imprescindible poner freno a ese estrés, a ese malestar. Porque somos como un gran engranaje, si uno no está bien, el resto tampoco lo está.

Desde Escuela Proyecto Ser queremos unirnos a esta iniciativa y poner nuestro granito de arena para cambiar las cosas, y conseguir que la conciliación sea una realidad en nuestras vidas. Para nuestro propio bien y para el bien de las generaciones venideras.

 

 

Ningún Comentario

Respuesta

*