Educamos desde el Ser, para Ser | |

08
Ene

0
¿Qué es el Coaching empresarial?

¿Qué es el Coaching empresarial?

Cuando hablamos de Coaching, hablamos de diferentes modelos o tipos de Coaching según vayan enfocados a un público u a otro podemos diferenciar varios modelos, pero los más destacados son:

El Coaching Personal: Va dirigido a personas y enfocado a procesos independientes.

El Coaching Educativo: Dirigido a niños, adolescentes, padres, madres, profesores y educadores.

El coaching Empresarial: Dirigido a las empresas, tanto a trabajadores, como a jefes de equipo, directores, equipos de trabajo, etc.

El artículo de esta semana lo queremos dedicar al Coaching Empresarial.

El Coaching Empresarial centra su trabajo en el desarrollo de las habilidades de un equipo de trabajo para que todos y cada uno de ellos lleguen de forma cohesionada a alcanzar objetivos comunes.

También se trabaja individualmente con cada miembro del equipo, analizando cuál es su estado actual y cuál es su estado deseado, hacia dónde quiere dirigirse.

En el Coaching Empresarial el Coach es la linterna que da luz al trabajador, jefe o director, a través de preguntas poderosas.

Para saber cuál es su estado actual, hay que mirarse uno mismo, esto es una labor de introspección muy importante, pues nos da información de uno mismo que muchas veces ni somos conscientes de ella. A partir de aquí, el coachee decide con qué se quiere quedar y que quiere cambiar, así como hacia dónde quiere ir.

Una vez que se establecen los objetivos, es importante que el Coachee, se comprometa consigo mismo para llegar a él. A partir de aquí se establecerá la ruta para llegar allí dónde quiere llegar.

 

Beneficios del Coaching Empresarial:

Todo esto hará que:

  • Mejore su autoestima.
  • Cambie creencias.
  • Potencie sus habilidades.
  • Tenga una actitud positiva.
  • Mejore sus relaciones.
  • Le ayude a ser más creativo.
  • Se adapte mejor a los cambios y tenga mayor flexibilidad.

Cualquier proceso de Coaching, ayuda al Coachee, a tomar conciencia de su realidad.

Sin esa toma de conciencia muchas veces vivimos como autómatas, sin saber qué es lo que estamos haciendo, sin preguntarnos para qué hacemos lo que hacemos, sin conocer nuestras motivaciones, sin ni tan siquiera conocer qué es aquello que nos gusta hacer y se nos da bien, o qué es lo que puedo aportar a mi equipo.

Es importante tener en cuenta que no sólo conocer la realidad de uno mismo equivale a mirar hacia dentro, muchas veces cuando se habla de equipos de trabajo, es importante conocer la realidad de quien te rodea, de tus compañeros, de tus jefes, de sus empleados para comprender, para generar lazos, confianzas, para aportar y saber que te pueden aportar.

Y a partir de aquí no queda más que trazar el camino que se quiere andar.

Caminante no hay camino, se hace camino al andar

Autor
Isabel Bueno

Ningún Comentario

Respuesta

*