Educamos desde el Ser, para Ser | |

15
Ene

0
¿Qué es la PNL?

¿Qué es la PNL?

Muchos hemos escuchado hablar de la PNL, otros no. Al igual que escuchamos hablar del Coaching, para muchos estos términos son muchas veces desconocidos o lo conocemos pero no sabemos muy bien de que van o cómo explicarlo.

La semana pasada hablamos de Coaching y esta semana nos gustaría hablar de qué es la PNL, base importante en nuestras formaciones y programa de Coaching Educativo y en nuestros cursos.

Para definir la PNL, empezaremos por definir sus siglas:

  • Programación: Los aprendizajes se hacen a través de la experiencia. Un programa es un aprendizaje que se ha convertido en automático. Muchas veces, de manera no consciente reproducimos comportamientos (conducir, abrir puertas, ir en bici, etc…).
  • Neuro: Los aprendizajes necesitan una estructura neuronal para ser almacenados.
  • Lingüística: Nuestras experiencias y aprendizajes se comunican a través del lenguaje.

Existen muchas formas de definir la PNL como ciencia o como método, etc. Aquí os dejamos las más representativas para nosotros:

  • Metodología de autoconocimiento, comunicación y cambio.
  • Una actitud y una metodología que deja tras de sí una estela de técnicas.
  • Estudio de la experiencia subjetiva.
  • Arte y ciencia de la excelencia personal.

La PNL se basa en unos principios o premisas que se denominan “presuposiciones”.

Hoy vamos a hablar de ellas, pues integrar estas presuposiciones en nuestra vida, nos ayudara en nuestro día a día y a entendernos mejor:

  1. El Mapa no es el Territorio:

Cada uno de nosotros percibimos el mundo de forma única, nadie puede ver la “realidad” tal y como es.

  1. Procesamos toda la información a través de los 5 sentidos.

Toda la información que necesitamos podemos obtenerla si tenemos nuestros Sentidos abiertos y “limpios”.

  1. Todas las personas tenemos los recursos que necesitamos o podemos crearlos:

Todas nuestras capacidades y logros comienzan en nuestra mente a través de nuestros deseos, sueños, pensamientos, imágenes, etc. Todos nosotros tenemos estos recursos a nuestra disposición.

  1. Todo comportamiento tiene una intención positiva (en su origen):

Toda conducta busca conseguir algún beneficio.

  1. La gente toma la mejor opción posible dada sus posibilidades y capacidades: según su mapa del mundo.
  2. Tener una opción es mejor que no tenerla.
  3. No existe la “no comunicación”:

Las personas tenemos 2 niveles de comunicación: consciente e inconsciente.

Nos comunicamos tanto a nivel verbal como no verbal.

  1. El sentido de la comunicación está en la respuesta que produce:

La responsabilidad de la comunicación está en el comunicador, si no obtiene la respuesta que busca debe cambiar lo que esté haciendo.

  1. La vida y la mente son procesos sistémicos:

– El ser humano en sí mismo es un sistema: mente y cuerpo. Ambas partes Interactúan y se influencian. Si cambiamos nuestros pensamientos y/o sentimientos afectará a nuestro físico y viceversa.

– De igual forma el ser humano se relaciona con otros seres humanos de forma sistémica, no es posible aislar una parte del sistema, nuestras actuaciones afectan a los demás y viceversa.

– Por último, el ser humano se relaciona con su entorno de forma sistémica.

Es importante tener en cuenta que los entornos y contextos cambian. La misma acción no siempre produce los mismos resultados.

  1. La gente funciona perfectamente:

Todos actuamos de la mejor manera que sabemos y aplicamos las estrategias que conocemos. Estas estrategias pueden ser más acertadas o menos para la situación concreta.

  1. Toda acción tiene su sentido:

Todas nuestras acciones tienen un sentido dentro del contexto en que las realizamos, seamos conscientes o no. Una determinada acción puede ser un recurso en un contexto determinado y una limitación en otro distinto.

  1. No existen fracasos, sólo hay resultados:

Cuando no obtenemos el resultado que buscábamos no hemos fracasado, simplemente obtenemos un aprendizaje o feedback. Aprendemos que debemos hacer otra cosa para conseguir el resultado deseado. El “fracaso” es la puerta del aprendizaje y la clave para la excelencia.

  1. Modelar la excelencia nos lleva a la excelencia:

Si alguien puede hacer algo entonces es posible modelarlo y enseñárselo a otros.

  1. Si quieres entender, entonces actúa.

 

¿Os sentís identificados con alguna de ellas?

¡Cuéntanoslo!

Autor
Isabel Bueno

Ningún Comentario

Respuesta

*