Educamos desde el Ser, para Ser | |

18
Mar

1

Viaje a México

Este post lo escribo porque desde el departamento de Marketing y Comunicación de Escuela Proyecto Ser me han pedido varias veces que comparta con vosotros mi experiencia en México, y después de dos semanas de reflexión, aquí comparto con vosotros lo que ha sido este viaje hacia el centro de mí Ser.

Lo que iba a ser un viaje de conocimiento, de otros lugares y culturas, así como para conocer otros puntos de vistas dentro del crecimiento y desarrollo personal, ha sido un viaje hacia mí misma.

He conocido lugares maravillosos como Teotihuacán y Tepoztlán y sus pirámides, donde dudo si nosotros visitamos el sitio, o el sitio nos visitó a nosotros. Subir las pirámides peldaño a peldaño, tomando conciencia de ese momento, sintiendo la energía del sol, el esfuerzo de tus piernas, tu respiración, sin más pensamientos que la conexión con ese momento, te das cuenta que estás tú y la pirámide y no hay nada más… no hay preocupaciones, ni pensamientos… y de pronto te sientes libre con ganas de alzar el vuelo de tu vida, sientes esa seguridad de que tú puedes con todo.

También trabajamos y conocimos diferentes ritos oriundos del lugar, ritos prehispánicos, donde nos enseñaron la importancia del respeto y el agradecimiento a la vida y a la tierra, al sol… y a tomar conciencia de que somos y existimos gracias a ellos…

Fue un viaje donde muchos pudimos descubrir nuestros propios miedos, verle la cara y liberarlos. Y desde esa liberación encontrarnos a nosotros mismos, muchas veces enterrados en viejas creencias,  en nuestros miedos, en valores heredados que huelen a rancio…

También fue un viaje donde vi que “los milagros” existen. Pudimos ver en Foco Tonal como Héctor Galicia, nos enseñaba un mundo, para muchos completamente desconocido: el mundo de “la gente del espacio”. Milagros que si no los ves, no los cree, hemos visto que la fe y un conocimiento avanzado sobre cómo estamos conformados como seres energéticos han curado a gente con cáncer, o enfermedades complicadas… Con mis propios ojos he visto como una persona mayor con diálisis desde hace años, al día siguiente ha podido ir al baño por sí solo.  Ver eso con tus propios ojos, me da mucho que reflexionar sobre el poder que tenemos y de lo lejos que estamos con la medicina tradicional.

También conocí en primera persona al maestro Oscar Arredondo, conocido por tener la fórmula para cultivar verduras gigantes con los ciclos del sol y la luna sin ningún tipo de producto químico. Pero va mucho más allá de eso,  pues su sabiduría es un enigma que eclipsa a las mentes más despejadas. Quiero reflejar parte de sus palabras que me llegaron bien a dentro:

Es hora de tomar conciencia, lo que vemos afuera es el reflejo directo de lo que llevamos dentro. Cuando pensamos en negativo y nos dejamos llevar por la ira, el odio, el miedo, el rencor y la avaricia, estamos creando catástrofes de diferentes índoles, en otras palabras, nos estamos destruyendo día a día, y a su vez, estamos destruyendo el planeta”.

De allí a la experiencia de dormir dentro de un cráter del valle de las 7 Luminarias, una experiencia única en todos los sentidos.

Después fuimos a la Peña de Bernal, donde conocimos a Carlos Martínez, que tiene 3 de los 12 cráneos de cristal. Un sitio maravilloso, donde pudimos reconectar con nosotros mismos, recordar quiénes somos, a qué hemos venido, y dar respuesta a muchas de las preguntas que nos planteamos muchas veces en nuestra vida.

De allí estuvimos en San Juan, donde pudimos interactuar de primera mano con la Rueda de la medicina, que es una herramienta de transformación energética, con vestigios de más de 4,500 años, usada para armonizar el mundo externo con el interno de una persona. Y para finalizar entramos en un Temazcal, donde a través de baños de vapor con plantas medicinales trabajamos no solo cuerpo y mente sino que además asentamos nuestro ser. Sandra Domínguez y Francesca Vanini nos acompañaron en este viaje dentro del Temazcal donde regresamos a nuestra infancia para trabajar nuestro niño herido y sanarlo.

Y de allí a España y a integrarlo todo en el día a día.

Autor
Isabel Bueno

Comentarios (1)

  • Maria del Mar López

    Gracias Isabel!!
    Que maravillosa experiencia vibida y compartida. Me quedo con los reflejos qur expresas tan bellamente: “lo que vemos fueta es un reflejo de lo q vivimos dentro” Gran corazón, Isabel. Un abrazo en la Vida que Somos. MAR

    responder

Respuesta

*