Educamos desde el Ser, para Ser | |

27
Abr

0

“Sólo respira” el cortometraje que enseña a los niños a lidiar con sus emociones

Las emociones son esas reacciones que sentimos y que representan modos de adaptación ante diferentes estímulos, como puede ser percibir un objeto, persona, lugar, suceso o recuerdo entre otras cosas. Cada personas es diferente y estas emociones tienen una reacción distinta en nosotros.

Hoy queremos compartir este cortometraje de Julie Bayer Salzman y Josh Salzman sobre estas emociones y sobre cómo enfrentarse a ellas titulado “Sólo respira”. Se trata de un precioso vídeo en el que se pregunta a niños y niñas sobre sus emociones y su manera de sentir.

En menos de cuatro minutos, este vídeo nos cuenta las diferentes reacciones que distintos niños y niñas tienen ante diferentes emociones. Ante estas reacciones, en el vídeo se explica la manera de mantenerlas en orden y no alterarse. Dos palabras y una acción: “Sólo respira”.

Aquí os dejamos el vídeo para que podáis verlo:


El vídeo es impactante y pone ante nuestros ojos una realidad en la que en muchas ocasiones no caemos. Cuando nos enfadamos o alteramos, nuestro cuerpo tiene una reacción que “alimenta” ese enfado. Ante una discusión nos pueden sudar las manos, dolernos la cabeza, palpitar una vena, que nos pongamos rojos, que nuestro pulso se acelere…

Para parar esta cadena de reacciones, el vídeo nos propone una solución: pararse y respirar. Buscar un lugar silencioso y tranquilo. Sentarte de una manera relajada y respirar profundamente. Gracias a la respiración pausada lograremos controlar las reacciones de nuestro cuerpo y de esta manera disminuir el enfado.

Poder controlar las reacciones, hará que controlemos las emociones. Es indispensable enseñar a los niños y a las niñas a que entiendan sus emociones para que vivan una vida emocionalmente saludable.

No es fácil hablar de emociones. Como adultos nos cuenta dar forma a lo que sentimos, poner en palabras los pensamientos que podemos tener… así que imagínate a un niño, que puede que no comprenda el por qué de esa pena o esa tristeza. Pero hacerlo nos puede ayudar.

La inspiración de este vídeo llegó a Julie Bayer Salzman y Josh Salzman gracias a una conversación que escucharon de su hijo. El pequeño de 5 años hablaba con un amigo suyo sobre sus emociones y cómo esas emociones tenían un reflejo en su cerebro. Además, él mismo se daba la solución para calmarse, a través de la respiración.

Desde Escuela Proyecto Ser nos ha encantado este vídeo y el consejo que da. Esperamos que os haya gustado y os acordéis de ponerlo en práctica.

Ningún Comentario

Respuesta

*